Si has llegado aquí, es porque posiblemente no estás descansando bien por la noche y te estés planteando cambiar de almohada a una almohada cervical o incluso cambiar tu colchón.