Muchas veces cuando llega el momento de ir a la cama para dar por finalizado nuestro día laboral, nos disponemos a buscar una postura correcta para dormir; esta ayudará a conciliar el sueño, a fin de hacer posible el tener un descanso completo y placentero de nuestro cuerpo y mente.